EL ESCOCES  VIAJA  EN  MOTO

Preparativos - Otros viajes - Contacto - Entrevistas

AGARRA TU MOTO Y SAL A VIVIR...


Salida del nido Francia Italia ALPES ITALIANOS - SUIZOS Austria
Alemania-Checa-Polonia Ucrania-Moscú Letonia - Lituania
Polonia
Festival Celta
Polonia-Chequia
Austria-Alemania
Suiza

 

   Etapa 7

UCRANIA - MOSCÚ

21-25 DE JUNIO

Dia21 de junio.

     Por cada esquina de cada entrada por los pueblos de Ucrania, un altar… y esto se repetía durante todo el pasaje por estas tierras, inclusive, era punto de reunión de las mujeres.
     Iglesias magnificas en cuento a construcción se refiere.
     Lo que sí que me sorprendió, era la forma de usar los enganches de los tendidos eléctricos, ya que estaba el principal y dos más haciendo de tope…
     Los cementerios a pié de carretera y llenos de naturaleza, la verdad es que cautivaban.
     Ya entrada la hora de comer, me fijé en un bar de carretera con estructura de madera y ladrillo visto, lo cierto es que fue un buen lugar para comer. Cosillo, con patatas y ensalada. Delicioso y nada caro.
     … y si esto fue un buen acierto, lo que me esperaba horas después lo bordaban.
     Otro bar de carretera, pero este tenía un avión en la mismísima terraza, y pequeño no era…
     Me pase a tomar un café y esto fue mi perdición.
     En las mesas había una reunión de hombres, unos 5, abriendo botellas de vodka y brindando con chupitos. Ale, como se lo pasan.
     Uno de ellos, el duelo del bar, se empieza a interesar por mí, a lo que me ofrece uno de esos chupitos infernales, la verdad es que si que estaba bueno.
     Entre charla y charla y lo que podíamos entendernos, me saltan, en frente hay un camping…. DATE, al camping…
     Tras despedirme de esta gente, me dirijo al camping, donde una amabilísima persona con su encantadora madre, me pone al día de lo que cuesta hacer noche…
     No recuerdo ahora el precio, pero en euros creo recordar que eran doce.
     Te cobraban la estancia, la moto, la tienda y la ducha..jeje… esto es novedad…
     Tras montar tienda y usar esa merecida ducha, me pongo modo a por el bar…
     La sorpresa fue grata al encontrarme a esos hombres en la misma mesa, con los mismos chupitos, y el mismo cachondeo.
     Les salvaban una cosa, que estaban cenando, vanos, haciendo suela.
     A los segundos de pedirme la cerveza, me ofrecieron cenar con ellos, y como no, era Carpa, uno de los peces del pantano.
     Ya veía yo el final de esta reunión, chupito va, chupito viene.
     Pero el que más miedo me daba, era el padre del dueño del bar, que trago daba, trago debería dar yo… fufff…..
     He de decir, que lo que en esa mesa se estaba bebiendo, era de cosecha propia, como me explicó el padre de 72 años en su casa.
     Si, en su casa, me enviró a ver sus esculturas en madera realmente logradas y algunos dibujos que colgaban de las pareces.
     Esto sucedía entre chupito y chupito..
     Una gran noche sin duda.

 

 Dia22 de junio.
     A la mañana siguiente, el 22 de junio, me levante sin ningún malestar ni resaca, como bien me explicaron la noche anterior y yo no me creía al 100 x 100.
     A las 9:00 y como habíamos quedado, ya con la moto cargada me dirigí al bar a desayunar, tanto el recibimiento como la despedida fue muy emotiva..
     Unos klms después y antes de llegar a la frontera, me topo con otro bar en la carretera con motos a la puerta, me digo, pero que narices, media vuelta y a conocer a gente.
     Ya aparcando pregunto si hay café dentro del bar, insólito, me hacen saber que no, que ellos me llevan a otro lugar que sí que lo hay, se trataba de una pareja motera, cada uno con su moto.
     Ya en el lugar, agradecimientos y como no, unas fotos.
     Por lo que fuera, no quisieron que les invitara y marcharon.
     Al pedir yo mi café tuve la idea de antes de nada, decirles si podía pagar en euros, a lo que me dijeron que no, y en consecuencia me quede sin café.
     Nada, ningún problema, moto y a lante.
     Comienzo a ver camiones echados a la cuneta, pero no 10 o 15, eran no menos de un klm, esto ya parecía la frontera de Ucrania.. y bien que lo era.
     Me uní a un grupo de cuads para tener más posibilidades de colarme entre tanto coche y camión. Funciono.
     Muchos klms y varios cafés despees, y a la tarde, me encuentro un bar peculiar, símbolos de una gran águila y los colores americanos, indicaban que era un bar motero… parada u otro cafelito, que al segundo no dejaron que lo pagara..
     Sigo camino.
     Kilómetros después me veo en una tesitura, hay un fuego en el margen de la carretera, y aquí no para nadie.
     Me eche algo mas a lante, partí unas ramas y me pude a varear.
     Eche un buen rato, algo logre parar, pero no era efectivo, el mismo aire de las ramas avivaban el fuego. Un rato después noto que la cosa va parando por lo que agarré la moto y me fui, no sea que al final sea la cabeza de turco, solo faltaba
     La noche se hizo, y rebuscando caminos perdidos, me encuentro en un pequeño bosque, lugar donde tire el saco e hice lo propio bajo las estrellas.


Día 23 de junio.
     Mi paso por la frontera a Rusia fue un calvario de 6 horas, hasta el decirles que me dieran mis papeles que regresaban a España… a mí con lo que he pasado con tonterías de burocracia.
     Que si la documentación que debería cumplimentar estaba en ruso e ingles, que si qué dirección postal tenia, (cuando ya no la tenía), que si… al carajo.. darme mis papeles que me largo a España…
Claro, ellos rusos y yo español, acentuaban el problema.
     Dos personas que también esperaban junto a decenas, se dieron cuenta y entre señas, me iban cumplimentando las casillas de los documentos.
     Recordar que esto me llevó 5 controles y 6 horas al sol… tremenda la frontera rusa.
     Ya fuera, ni ganas de conducir, ni ganas de nada, solo cenar algo, tirarme al suelo y descansar.
     A si fue, un camino perdido y a montar campamento.
     Y ya por fin pase a Rusia.


Lunes 24 de Junio
     La verdad que las carreteras lo merecían, pero la larga autopista que decidí coger, me vi en no menos de 6 horas, un verdadero suplicio de aburrimiento, creo que jamás he conducido por una carretera tan larga y recta.
     Pues eso, las 18:00h y ya en Rusia, me busco un camping.
     He de decir que andaba buscando wifi como loco en cada parada.
     Pues en este camping, ni bar cafetería restaurante ni wifi… y que hago yo aquí, sin poder comunicarme.
     Busco otros alojamientos y económicos con el Google, hotel a 31 euros la noche… al lio…
     Lo que no previne es la distancia, me llevó hora y media el llegar entre tanto atasco, la lluvia que pilló y como digo, rebuscando wifi.
     Ya una vez en el hotel, aleluya…
     La recepcionista muy amable me indico el precio, 60 euros… pero… como…?.... al mostrarle los 31 euros que la aplicación me indicaba, dio por sentado que si que era el precio, pero con reserva, a lo que ella misma la reservó..

     ALELUYAAAA…..
     Ducha y al centro en busca y captura de la Plaza Roja.
     Me dieron un plano de metro y las indicaciones, pero lo que se les olvido indicarme que tendría que hacer transbordo en la parada en la que pare…. Allí ni Plaza Roja ni ná… una ciudad como otra cualquiera.
     Qué le vamos a hacer, tome referencia para no perderme y me dedique a pasear.. Que otra cosa podría hacer…


Martes 25 de Junio.
     Ahora si, ya enseñando fotos de internet de la súper Plaza Roja, me indicaron en que estación de metro debería bajarme.
     Si ya es un lio en castellano, imaginaros los nombres en ruso.
     Pero como con la vergüenza no se come, me falto tiempo para preguntar a la persona que estaba sentada a mi lado.
     Mira tú las casualidades, también iba al mismo lugar, solo tuve que ir tras el..
     Ya en la calle, olé….. lo prometido… edificios más típicos de los documentales rusos en la 2.
     Pero eso solo acaba de empezar, sigo a la multitud y tras unas puertas enormes, LA PLAZA ROJA.
     POR FIN…!!!!!
     Turístico es decir poco, allí estábamos todos y la abuela… todas las nacionalidades, todos los selfin del mundo, todos los postureos tras retocarse algo la imagen para que la súper foto saliera “natural”, tela lo que allí estábamos.
     Pasados los muros de la Plaza sí que parecía una ciudad convencional, pero dentro, era le joya de la corona, lo que todos los que la vimos por unos momentos en la caja tonta, queríamos estar allí.. y yo lo estaba y fue fantástico.
     Si que he de confesar, que estos momentos son sin duda para compartirlos con la persona elegida…
     Tras unas horas de darle a las botas y bastante cansado, ultimas fotos y para el hotel.
     PRUEBA SUPERADA.

MOTO EXPERIENCIAS TV

VER OCTAVA ETAPA

VIAJO EN MOTO CON MI HONDA SHADOW 750

Web realizada por EL Escocés de Gredos